¡Feliz año nuevo!

For what it’s worth: it’s never too late or, in my case, too early to be whoever you want to be. There’s no time limit, stop whenever you want. You can change or stay the same, there are no rules to this thing.

We can make the best or the worst of it. I hope you make the best of it. And I hope you see things that startle you. I hope you feel things you never felt before. I hope you meet people with a different point of view.

I hope you live a life you’re proud of. If you find that you’re not, I hope you have the strength to start all over again.

The Curious Case of Benjamin Button

Hay quienes piensan que el año empieza en septiembre. Con la vuelta al cole, el rescate de los suéters olvidados y  la depresión post-vacacional.

Otros creen que el ciclo se cierra el 31 de diciembre, entre uvas, fuegos artificiales y besos a medianoche.

En el calendario chino, el año nuevo llega alrededor de febrero. Los judíos, en cambio, lo celebran en septiembre.

Así que, visto que aquí cada uno lleva su cuenta, yo he decidido que mi nuevo año empiece en noviembre.

Sí, en noviembre.

Hojas otoño

Dicen que viene del latín novem (nueve), porque era el noveno mes del año hasta la reforma del calendario romano en el año 153 a.d.C.

Pero a mí noviembre me sabe a nuevo más que a nueve.

Y no sólo porque haya iniciado un nuevo cuarto de siglo, ni porque haya empezado una nueva etapa laboral. Tampoco porque ahora viva en una megaciudad.

Todo eso ayuda a cerrar etapa, no te voy a mentir. Pero lo que va a marcar mi nuevo año, por encima de todo es una nueva forma de ver las cosas.

d

Vengo de un año algo inestable. Arenas movedizas en el plano emocional que me han hecho tocar fondo.

Por eso he decidido que necesito un cambio de chip, una nueva perspectiva. Y no pienso esperar a que llegue el 31 de diciembre para marcarme mis buenos propósitos, porque nunca es demasiado tarde, ni demasiado pronto, para ser quien quieres ser. Así que ahí van…

1

Voy a dejar atrás pequeñas manías tecnológicas que sólo me hacen daño. Como analizar el perfil de Facebook de Fulanita, o fijarme en la última conexión de Menganito. Eso sólo hace que me monte castillos de arena que no me aportan nada bueno.

2

Voy a dejar de procrastinar. Alto, que este es difícil. Voy a intentar no dejar para un ‘luego’ que tiende a infinito lo que no me apetece hacer. Si hay que hacerlo, lo haré cuanto antes. Y luego me premiaré por ello.

3

No voy a esperar nada de nadie. Las desilusiones vienen por pretender que los demás hagan lo que nosotros esperamos que hagan desde nuestro egocentrismo. Pero cada persona es un mundo y no podemos controlar sus acciones, ni tenemos por qué entenderlas.

luz

4

Voy a arreglarme sólo si me apetece. Y lo haré para mí, no para encajar en ningún sitio ni para gustar a nadie. Basta de sentirme incómoda si un día no me ha dado tiempo a maquillarme. La esencia es la misma, lo demás sólo son aditivos.

5

Voy a hacer más cosas por los demás. Está demostrado que tener pequeños detalles con la gente que te rodea es terapéutico. La sonrisa o la cara de sorpresa que te llevas a cambio es una fuente de energía positiva.

6

Voy a desechar el qué dirán de mi jardín de pensamientos. Eso sólo me limita. Si me apetece, lo haré. Si lo pienso, lo diré. La espontaneidad está cara, pero tengo unos ahorros.

pelo cuadrada

7

Voy a creer más en mí misma, porque si yo no creo tampoco lo harán los demás. Ejemplo, me hablan en inglés y no me entero, normalmente me sentiría como una idiota y me autoinculparía al 100%. Pero oye, ¿cómo te voy a entender si me hablas con un chicle en la boca? Esa es la actitud.

8

Voy a sonreír más y a preocuparme menos. Me van a salir arrugas de todos modos, así que mucho mejor que sean de felicidad. ¿No crees?

9

Voy a dedicarme más tiempo a mí misma. Levantarme pronto y prepararme un buen desayuno. Empezar el día con mi canción favorita. Darme un buen baño de vez en cuando. No esperaré que me mimen los demás (ver punto 3), cuando puedo hacerlo yo misma.

10

Voy a hacerle un hueco al ocio cada día, por mucho trabajo que tenga. No hace falta que sea un superplan, basta con poner un capítulo de esa serie que me hace reír o salir a dar un paseo. Voy a darle la oportunidad a cada día de convertirse en el mejor día de mi vida.

surf

Tú puedes esperar a que te toque la lotería, a que te asciendan en tu trabajo, a que llegue 2017 o a que caigan pétalos del cielo para cumplir tus propósitos. El tiempo lo marcas tú.

Yo, por mi parte, ya tengo las uvas preparadas. Así que no hay vuelta atrás.

Ya oigo los cuartos.

¿Los escuchas?

Prepara el champagne, porque vamos a brindar.

¿Me acompañas?

3

2

1

¡¡FELIZ AÑO NUEVO!!

scarpetta

Anuncios

2 comentarios en “¡Feliz año nuevo!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s