Solo se vive una vez

Un año son 365 días. 366, si es bisiesto.

Hace un año que empezó esta aventura del blog. Cada una quiso participar por sus motivos. El mío tengo que confesar que era por motivos terapéuticos. Necesitaba sacar de mi cabeza todos esos pensamientos y escribir lo que no podía decir en voz alta.

c3819c51e81a4f92723ee32c858db3bf

Releyendo mis posts anteriores, hace un año escribí Serendipity.

Hace un año me encontraba en un callejón sin salida. No avanzaba ni hacia delante ni hacia atrás. Me veía sumergida día tras día en un mar de lágrimas. Sin saber qué hacer para salir de ese foso que parecía no tener fin, porque seguía cayendo y cayendo.

Mi trabajo no me entusiasmaba. “Tienes trabajo, no te quejes”, me decía. Y es que era cierto, millones de españoles estaban luchando por tener una plaza de trabajo y yo que lo tenía, me quejaba.

Los problemas familiares alimentaban mi tristeza y “mis personas tóxicas” de las que intentaba alejarme se reducían a una sola. Él. Yo sabía que todo había acabado y que de ahí no se podía sacar nada más bueno. Pero seguía erre que erre, sólo la idea de que no formara parte de mi vida estar sola me aterraba.

 

Y aquí nos encontramos otra vez, otro mes de octubre. Un año después.

Mi vida ha dado un giro de 180 grados. Porque yo he querido, porque me he atrevido a dar el gran salto hacia una piscina que no sé si está llena, a medias o vacía. Pero me da igual. Si me equivoco aprenderé y si me sale bien, pues mejor que mejor.

b112a34c7c4ee429cd0105f773a2482b

Aunque tengo que reconocer que tomar esa decisión me dio un miedo terrible. Nunca he sido de esas personas valientes que les va lo desconocido y las nuevas experiencias. Siempre he admirado a las que continuamente empiezan de cero, que callan a ese Pepito Grillo interior que nos censa a nuestro pensamiento más libre y creativo, al menos prudente y al que debemos de escuchar más.

Pero esta vez, por mí, lo he hecho. Despacito y con buena letra, he decidido empezar de cero. Nueva ciudad, nuevos proyectos, nuevos estudios, nuevas personas y nueva compañía.

1cb9ea1e5c602847200b4bd2945c1834

Mi familia sigue igual, pero ahora lo abordamos con un poco más de energía positiva y valorando mucho la vida, porque cada día cuenta.

En cuanto a mi trabajo, me cansé de ir a 40 cuando sabía que podía ir a 80 y dar mucho más de mí. Que como me dijo alguien, hay que ir a por todas, a por tu meta más alta. Empezando de arriba abajo. “En el primero igual te dicen que no, y quizás en el escalón de abajo también pero llegará un momento en el que en un escalón te dirán que sí, y ese será tu sitio. No te conformes con el escalón de abajo del todo porque es posible que tu escalón esté más arriba. Pelea por él.” Así que esa etapa terminó y ahora me encuentro formándome un poquito más, siguiéndome por mi instinto, visualizándome en otro punto y motivándome por aquello que me gusta más y en lo que me hace feliz. No sé si saldrá bien o mal, pero por mí no será. Yo lucharé con todas mis fuerzas por hacer lo que me gusta y poder vivir de ello.

Y en mi plano amoroso… ¿Recordáis las historietas de Serendipity? Una de esas iniciales llegó y pisó fuerte. Tan fuerte que ya no se ha movido de mi lado. Es mi persona que me suma, que me aporta y que me hace crecer. Que rueda conmigo como una bola en la misma dirección. Es mi chute de energía diaria, el culpable de que mi sonrisa sea aún más grande, y mi apoyo resistente. Como siempre ha sido.

2cb10e9410c8d2a8beb9dc044911ef76

Y ya paro, que luego me llaman empalagosa… ¿Ya sabéis de quién os hablo? ¡Hagan sus apuestas!

 

Con el tiempo he aprendido a mirar hacia otro lado, a respirar y no esperar que todo suceda como yo quiero. Que en esta vida me ha tocado una papeleta de esas que toca a poca gente -por suerte-, y hay que aprender a vivir con ello. Que en lo que tengo poder para elegir qué es lo que quiero en mi vida, debo elegir bien. Y para ello saber lo que quiero. Conocerme más. Quererme más. Y sobre todo, recordar que las cosas pasan por algo que más tarde descubriremos. Y hay veces que es mejor así. Es mejor dejarlas ir para que vengan otras buenas. Porque vendrán, sólo es cuestión de esperar.

fa395b76476189d158ef2b80e33712d1

Si os preguntáis si ya sé lo que quiero, os diré que no. Sigo en ello. Pero tengo claro que no quiero vivir a medias. Que no me conformo con las migas, yo quiero la barra entera. Y me refiero a todo en general, a mi vida a amorosa, al plano laboral y al día a día. He decidido exprimir lo mejor de mí y potenciar lo bueno que tengo. Quiero descubrir mis pasiones y en qué soy buena. Única. E ir a por todas.

Quiero leer, aprender, observar, comentar, debatir, experimentar, trabajar, viajar, comparar ideas, escribir, dibujar, investigar, criticar, pensar… Quiero perder el tiempo así.

645fb88447a0a29b588fb7eaa3728aad

 

Y ver qué pasa…

Os lo iré contando.

Serena

 

Anuncios

10 comentarios en “Solo se vive una vez

  1. Felicidades por el año, es toda una proeza 🙂 !

    Genial el Post, en serio.
    Leer cosas así te hace ser consciente de que en realidad no somos tan distintos. Algo por lo que puedes estar pasando quizá ya lo ha vivido otra persona y ésta, ha sido valiente para cambiar algo que quería mejor.

    ¿Por qué no zambullirse en la piscina y disfrutar, verdad?

    Un abrazo fuerte Serena 🙂

    http://twocentsinmypocket.com/

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s