Relato: Ley de la gravitación universal

Recuerdo perfectamente el día que te conocí.

Con esa cara de niño malo, me miraste con gran descaro y dijiste que si me quería ir contigo…

Me sorprendiste cuando dijiste que te habías esperado a que saliera de aquella pequeña cafetería. Que no querías irte sin saber mi nombre. Sin saber más de mí.

5f8cd953b0c6d22f7de8d7e7f17173be

Eras experto en eso, en endulzar los momentos. En pronunciar las palabras exactas para que cayera rendida a tus pies. Pero a mí, como bien sabes, me gusta hacerme la dura y preferí no seguirte la corriente. Sonríe, pensé. No tardará en irse si no le contestas. Pero mi sonrisa fue una excusa más para que no quisieras moverte de mi lado. Y a ti te gusta insistir. Es lo que mejor se te da. Y no paraste hasta conseguir que me fuera contigo.

Me acompañaste hasta la parada de metro más cercana, tal como me habías prometido. Pero quisiste ir más allá y llegar hasta el final: Te viniste conmigo hasta mi destino. Tenías que dar clase en tan sólo una hora y ahí estabas, con una completa desconocida, en dirección a la otra punta de la ciudad. El mundo se había vuelto loco. Yo no podía dejar de pensar que en cualquier momento se torcerían las cosas y terminarías secuestrándome. Quería escapar y a la vez no separarme de ti. No dejar de escucharte. Eres de esas personas charlatanas. Que apenas se detiene para respirar, sólo quiere seguir contándote. Quieres que lo sepan todo sobre ti. Habías viajado mucho, conocido a mucha gente y hablado en más idiomas que dedos tiene una mano. Tu empleo no era el típico que tiene todo el mundo. Para nada. Te dedicabas a estudiar a la gente, a observarla y sobre todo a ayudarla. Eras como un pequeño Pepito Grillo para la sociedad. Por eso hablabas tan bien.  

898883490cac60e32825a7ad526f4cdc

 

Me acuerdo que aquel día hacía mucho calor, pero yo tenía más. Sólo con tenerte cerca mi respiración se aceleraba y el estómago se contraía. ¿Qué estaba haciendo? No podía dejar de sonreír, mi cabeza daba vueltas. Era viernes, y para nada fue un viernes cualquiera. Mi día había cambiado de la noche al día. Todavía no era consciente de lo que estaba pasando. Había ido a pasar el día a la ciudad de al lado aprovechando que tenía una entrevista de trabajo. Justo al salir de esta dudé si entrar en aquella pequeña cafetería o seguir andando, pero finalmente había decidido entrar. Y al salir estabas .  

Hacía tiempo que no me sentía así. Después de meses teniendo los mismos sentimientos que puede tener una piedra, habías llegado tú provocándome un torbellino de emociones. No voy a mentirte, decir que me enamoré con sólo mirar tus ojos sonaría muy peliculero por más que me gusten esos romances. Pero no te voy a negar que despertaste en mí una extraña curiosidad y a la vez una señal de alerta.

De peligro.  

39d728f99d397b8b9329616a54558a15

Y tú no me ayudabas mucho a pensar acercándote tanto. Todavía recuerdo lo nerviosa que me ponía sentir tu respiración en mi cuello. Parecías un depredador con hambre. Con hambre de más. «Hueles tan bien», me decías. Llegamos. Me quedé temblando cuando me cogiste por la cintura y me atrajiste a ti. Tus manos iban tan rápidas que se me olvidaba respirar. Ninguno de los dos quería que acabara aquel instante. Y es que la vida está hecha de eso, de instantes. Son los que la hacen interesante. Inolvidable.   

Cada vez notaba más cerca tu respiración en mi boca.

Tus ojos en mis ojos.

Tus manos fuertes sobre mi cintura atrayentes hacia a ti muy lentamente.

Me dejé llevar. Cerré los ojos y entreabrí la boca aspirando tu aroma.

Que pase lo que tenga que pasar.

Y así rompimos la ley de la gravitación universal con un beso.

Flotamos los dos.

5df8791243a6a41dc79986b3f0b2a301

 

Serena

Anuncios

6 comentarios en “Relato: Ley de la gravitación universal

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s