Querido ex:

Querido ex:

Gracias, por ser como eres. Gracias por no saber apreciarme, por hacerme daño. Gracias por conquistarme en tan poco tiempo, porque lo lograste, créeme. Y conseguiste que me enamorara como una tonta, idiota perdida estaba yo. Que haya pasado el tiempo no significa que no pueda volver a dar replay a esa breve historia grabada a fuego en mi memoria. Porque eso fuiste, un fuego que entró en mi vida, mi mente, mi corazón.

Aun así, te doy las gracias, querido ex, por no valorarme. Por no saber llevar mis lloreras debidas a las hormonas de la regla, déjame decirte que ahí te entiendo, pero volvamos a los agradecimientos, por favor.

Gracias por ser rencoroso cuando me decías que no lo eras. Mentira, que yo lo descubrí. Gracias por devolverme la patada que te dí, por no saber perdonar, por ser así conmigo, porque puede que yo fuera una capulla contigo pero tú no te quedaste corto. Gracias, porque cuando me tenías absolutamente enganchada a ti, dejaste de llamarme y de enviarme mensajes. Gracias por ir espaciando nuestras citas porque nunca te venía bien quedar.

noche playa lo que te estaba contando

Otra vez gracias, por no atreverte a dar una explicación, por esas palabras nunca pronunciadas: “No quiero quedar más contigo.” Gracias por reflejar en todas tus redes sociales las nuevas conquistas, y mira que yo solo supero el dolor viéndolo de cara, en fin, ¡qué masoquista! Así te superé, con cada fotografía o comentario con otra/s que publicabas sentía como una extraña gotita de ácido iba campando a sus anchas por mis entrañas, y ese ácido me curó de ti.

Pero gracias también por los buenos momentos, por esa cita a la que fui con las expectativas tan bajas y resultó ser de las mejores citas de mi vida.

Gracias porque por todo ello tuve que congelar mi corazón, cubrirlo con una capa de escarcha, una armadura pesada, una cadena con candados de varios tamaños y hasta tuve que domar un dragón que lo protegiera de otros como tú. Tú ya fuiste suficiente, querido ex-amor. No quería otra quemazón.

Gracias a ti, porque cambié mi forma de vivir la vida y ver ciertos aspectos. Gracias a ti, porque ese tiempo de después, lo disfruté como posiblemente de otra forma no me hubiera atrevido. Gracias porque puedo saludarte sin ningún problema, darte dos besos cuando antes me moría por darte mil, pero no en las mejillas. No entiendo qué pude ver en ti, miento, en realidad fueron tu labia y tu extraño sentido del humor, que ya no me provocan, ni hacen que sienta.

playa día lo que te estaba contando

Gracias, querido ex, porque habiéndote conocido sé diferenciar a otros como tú, y ya no caigo, no soy tan tonta. Gracias por prevenirme sin saberlo, de otros como tú.

Gracias porque después de ti, puedo apreciar a quien me aprecia, a quien se preocupa por mí, a quien me da un abrazo cuando estoy a punto de llorar hormonada perdida y la llorera ni empieza. Gracias a mí, porque aún por todo, sé que soy capaz de hablar contigo un rato, y que sería capaz de tomarme un café tranquilamente contigo, pero no quiero. Ya no, querido ex.

Gracias por tanto y por tan poco, porque dicen que de todo se aprende y de ti, aunque breve, aprendí bastante. Gracias por haber sido así conmigo porque ahora quien de verdad importa, es quién pueda o haya podido derribar todas las protecciones de mi corazón. De verdad, gracias. Porque sin las malas experiencias no podríamos apreciar las buenas, ni las oportunidades que la vida nos da.

Así que, querido ex-amor: Gracias por alejarme de ti, porque gracias a eso, pude seguir por otros caminos, investigar un poco, saborear pequeños sorbos de aquí y de allá y encontrar a alguien que vale la pena. Si no me hubieras hecho daño, querido ex, no habría tomado las decisiones que tomé hasta llegar a donde estoy ahora mismo ni con quien estoy ahora mismo. Por lo que si tuviera una copa de champán en la mano y te tuviera delante, podría brindar mirándote a los ojos y decirte: Gracias.

– Aresma –

Anuncios

4 comentarios en “Querido ex:

  1. Es genial cuando miramos atrás y vemos que lo que en un momento fue tan doloroso, resultó ser un aprendizaje. Gracias a todos los ex que nos dejan claro lo que no queremos en nuestra vida.
    Enhorabuena!
    Un saludo 🙂

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s