Complicidad entre dos

¿Nunca habéis conocido a alguien y habéis sentido algo fuera de lo común? Algo que no se puede explicar con palabras, como una conexión diferente, como un hilo invisible y especial que te une a esa persona sin saber el motivo, sino que por “a” o por “b” habéis congeniado de tal manera que sientes que va a ser alguien especial en tu vida. Algo que llamamos de tantas formas diferentes… feeling, buen rollo, colegueo, complicidad… y que acaba significando lo mismo ¡en fin! ¡Cómo podemos llegar a complicarnos los seres humanos!

Ese alguien con el que has hablado horas que se han pasado volando y te han parecido minutos, y que puede quedarse en sólo unas horas, un día, una noche, o en quedar de vez en cuando o quedarse en tu vida de forma indefinida.
Que si quedas de tanto en tanto con él te emociona verlo sin pretender nada más. Y que a pesar de conocerlo de poco, con él te salen muchas más cosas que con otra persona. Que te ríes porque sí, que te hace sentir bien con sólo estar a tu lado, que estás a gusto en los silencios que con otras personas pueden parecer incómodos, y no necesitas llenarlos. Y que una mirada entre vosotros es especial, sobre todo si va acompañada de una sonrisa.
No hablo necesariamente de que sea especial en el sentido romántico, aunque no lo descarto. Puede darse el caso de que sólo sintáis esa complicidad en forma de amistad y que no tenga que derivar en una relación.

complicidad
O puede que sintáis que esa complicidad, buen rollismo o feeling, puede llegar a ser más, pero por circunstancias personales de cada uno no queráis dar ese paso, o aún no estéis preparados porque tenéis que madurar más lo que sentís y por el momento no queréis pasar de lo platónico… Como me pasó a mí.

¿Lo habéis conocido? ¿Lo habéis sentido alguna vez? Porque como acabo de decir, yo sí, y quería contároslo. Deciros que esa persona, ese chico especial con el que sentí esa conexión de verano y ya no está en mi ciudad, a pesar de la distancia y de no hablar con él tanto como me gustaría sigue estando presente a la vez que está cayendo en el olvido. Me explico:

Por un lado, me sigue gustando su forma de pensar, ver el mundo, bromear y sentir. Y a pesar de que habría podido ser un gran amor en mi vida, no dimos pie a que sucediera, ¿por qué? La respuesta es simple. No queríamos complicaciones, él se iba, yo me quedaba, algo que empezaba en la distancia, sin estar consolidado… muy complicado. Pero seguimos como amigos, hasta que poco a poco sin saber por qué, se va difuminando poco a poco de mi vida.

Vidas en la distancia, caminos separados, conocemos nueva gente, surgen nuevas posibilidades y nuevas historias… en fin, ¿quién sabe?
Sólo se con seguridad que a pesar de conocer a nuevas personas, de cruzar mi camino con otros menesteres, de empezar relaciones con otros chicos, muy en el fondo de mi alma y mi corazón sabré que ese chico va a seguir siendo especial, porque aprendí a volver a sentir, fue mi punto de inflexión, fue un renacer que no me esperaba, agua fresca en el desierto, y por tanto, por mucho que pueda querer a otras personas, pueda enamorarme de otro chico, sé que él siempre será el amor de mi vida que pudo ser y no fue, y que recordaré con cariño a pesar del tiempo.
Imagino que si hubiésemos mantenido el contacto en la distancia, podríamos haber hecho las cosas de manera diferente, que a pesar de las circunstancias habríamos salido adelante. Pero digamos que lamentarse ahora es de risa o de tontos. ¿Qué pensáis? ¿Pueden funcionar a distancia, las relaciones que tan apenas están naciendo? ¿O por el contrario para funcionar deben estar consolidadas?

-Aresma-

Anuncios

30 comentarios en “Complicidad entre dos

  1. En mi caso, sentí esa complicidad, esa conexión especial con una persona en la distancia.
    Nos conocimos a través de las redes sociales, porque el vio una foto mía en la red social de otro amigo en común. Con el paso de los días nos dimos cuenta que ambos nos fijamos el uno en el otro desde hacia bastante tiempo, y que nos unían muchísimas cosas.
    Desde el minuto uno sentí todo lo que has expuesto, no nos hizo falta vernos para tener esa sensación de estar en casa cuando hablábamos por teléfono, y es como he leído en uno de los comentarios, no fue su físico lo que me gustaba era su forma de ser, lo que iba descubriendo poco a poco y lo que me hacia sentir.
    En mi caso, el ha acabado la “relación” que teníamos, verdaderamente sin motivos, aunque todo responde que es por la distancia. A pesar de haber finalizado hace meses una relacion duradera siento que esta no relacion en la distancia me ha tocado mas que cualquier otra, Creo que como en mi caso la complicidad y el sentir que es esa persona, se siente da igual cualquier circustancia

    Le gusta a 1 persona

  2. Hace poco menos de un año, conocí a ese alguien. Fue corto pero intenso y un punto de inflexión en mi vida; gracias a él, volví a sentir. Fui más sicera con él que con cualquier otra persona en mi vida. y aunque no sé si fue amor, siempre tendra un hueco en mi corazón. Me he sentido muy identificada. Me gusta cómo escribes.

    Le gusta a 1 persona

  3. Nunca he escrito en publicaciones de este estilo y eso que las leo siempre. Hace poco me pasó algo parecido, conocí a un chico y desde el minuto 1 conectamos a la perfección. Fue algo bastante increible y no nos había pasado nunca a ninguno de los dos. Solo con mirarnos sabíamos que estaba pensando el uno o el otro, o incluso que iba a decir. El tiempo iba pasando y despues de casi un año alfinal había que elegir un camino. “No es por tí, es por mí”, nunca había creido en esa frase ya que era un topicazo, pero por primera vez fue así. No fue por mí, fue por él. Él decidió zanjar algo que nos había dado muchos momentos y que despues de tanto tiempo había convertido nuestra relación en una relación como la de una pareja. No se si llamarlo cobardía, inmadurez, no sabré nunca como llamarlo ya que nunca voy a entender porque se tiene que zanjar algo que nos gustaba a los dos y algo que incluso él decía que era precioso. Me quedé destrozada, no voy a mentir, pero despues de un par de meses sin vernos he entendido que si las cosas pasan, pasan por algo y que al menos guardo muy buenos recuerdos. Ahora estoy conociendo a un chico, un chico estupendo y todo va genial, aunque por supuesto él siempre va a tener mi amistad y siempre tendremos en común esos recuerdos.

    Me gusta

    1. Hola Flor! Me encanta tu actitud. Es bueno llorar las cosas, pasarlo mal y darles su importancia. Pero hasta ahí. Porque hay que sacar la parte positiva de ellas para poder superarlas y ver las nuevas oportunidades que se presentan en nuestro camino. 🙂

      Aresma.

      Me gusta

  4. Hola…!!!
    Se de lo que hablas…y lo digo sonriendo aunque en el fondo duela un poquito.
    Hace tres años por casualidad conocí un chico por wasap, de fuera de mi ciudad. Fue como una sacudida repentina, todo me interesaba de él, me enganché….han pasado estos tres años, nos hemos visto en 4 ocasiones, a veces nos hemos peleado y han pasado semanas sin hablarnos….pero….me siento como al principio, siempre con ganas de mas. Hablamos todos los dias, a veces por la mañana, por la tarde, por la noche y otras a todas horas….
    El problema: yo tengo novio, el tiene novia; aunque realmente ese no es el gran problema….la cosa es que yo me veo ilusionada y motivada para que pueda pasar algo entre nosotros, pero no creo que él quiera lo mismo.
    Y vale…lo acepto!!
    Pero como vives el resto del tiempo sabiendo q posiblemente era esa persona…???
    En fin….lios en la cabeza!!!
    Enhorabuena por tu trabajo!!!
    Besos!!!

    Me gusta

    1. Hola Irn,
      gracias!

      La verdad es que puede parecer un mundo cuando esa persona no quiere o siente lo mismo.

      En mi caso lo guardo con cariño porque llegó a mi vida en un momento en que necesitaba ese impulso, ese sentirme viva que pensaba que iba a ser difícil volver a sentir. Necesitaba que me despertaran, y lo hizo.

      Y al abrir los ojos me di cuenta de que puedo sentir más de lo que yo creía hasta entonces, de que el fue quién sin saberlo me ayudó a quitar un cerrojo atascado. Me permitió re-descubrirme y quien finalmente me preparó, sin ser consciente, para vivir un nuevo amor tras su partida.

      Podría haber sido pero no fue. Y la única explicación que encuentro es que el no estaba destinado a ser un amor en mi vida sino a despertarme para abrirme a otros amores. Y te aseguro que el amor que estoy viviendo ahora vale mucho el haberme sentido como sentí ese tiempo atrás.

      Deseo que ojalá puedas desenredar esos líos en la cabeza. Mucha suerte con todo 🙂

      -Aresma-

      Me gusta

  5. coincido totalmente en todo lo que se ha dicho anteriormente. Yo también estoy sumergida en una historia así y nos conocimos por red social. Lo más peligroso de todo es lo que acabas de decir en el último comentario, que como ha sido en mi caso, mucho más que el físico me gustó su personalidad. Eso fue lo que me enganchó de el, y sin duda, es muy peligroso porque el físico puede ser parecido, puede gustarte un estilo de chicos, que vistan de una determinada manera, rubios, morenos, con barba o sin ella… pero la personalidad es única.

    Me gusta

    1. Hola Rous,

      me encanta coincidir en ese aspecto. El físico cambia, la personalidad es más estable y aún así puede verse alterada por circunstancias de la vida. Pero el alma es la esencia pura de las personas y casi siempre seguirá inalterable. 🙂

      -Aresma-

      Me gusta

  6. No he podido elegir otro día mejor para que este blog, y justo este post se cruce en mi vida.
    Podría asegurar que estoy en una situación muy parecida a la tuya, y que de verdad sé lo complicado que es mantener una relación o amistad a distancia, pero ahora hay muchas más posibilidades y si esa persona es realmente especial, vale la pena intentarlo.
    Es muy difícil volver a sentir esa conexión dos veces.
    Un fuerte abrazo

    https://dontaskmetosayidontloveyou.wordpress.com/

    Le gusta a 1 persona

  7. Creo que es mejor intentarlo y saber que hubiera pasado si lo hubierais intentado. Que pensar en que hubiera sido si… lo hubierais hecho. Las dudas son los peores monstruos que podemos tener! Pero, nunca se sabe que sorpresas tiene la vida. Un saludo!

    Me gusta

    1. Hola Jen,

      sinceramente soy partidaria de no quedarme con las ganas, de intentarlo, de lanzarme al vacío y estrellarme si no hay una red abajo. De probar y ver qué sucede. Pero si una persona intenta y la otra no… mal asunto, creo en cuestiones de pareja se necesita el intento y las ganas de las dos personas, por lo que para mi este chico ya es un amor en mi vida que puso ser y no fue, porque creo también que en la vida podemos tener más de un gran amor. 🙂

      -Aresma, de “Lo que te estaba contando”

      Me gusta

  8. Estaba buceando por diferentes blogs hasta que he llegada a este precioso rincón, y encima con esta pedazo de entrada, cuando justo ayer publiqué una entrada sobre lo que es tener una pareja a distancia, yo también sentí todo lo que tu dices, esas emociones, esas noches que pasaban volando, el interés por saber y saber más, hasta que el verano acabó, y pese a que yo no sabía si era la mejor decisión y todos los de mi alrededor me decían una y otra vez que era una plena locura, un día él se plantó en Madrid para decirme que quería estar conmigo aunque los kilómetros nos separasen, y tres años después puedo decir muy orgullosa que me alegro de haberlo intentado de no quedarme con un “y si…” aposté y por una vez en mi vida me ha salido redondo, ahora sí como explico en mi entrada no es todo un camino de rosas, las bases hay que tenerlas muy bien estructuradas y mantener un equilibrio que solo se consigue entre los dos, por lo que quiero contestarte a esa última pregunta, Si, si puede funcionar a distancia relaciones que están naciendo lentamente, aunque todo te parezca imposible, hay cosas que se escapan de la creencia de uno mismo. Y si no funcionase es una experiencia más para la vida, y podrás decir que has luchado hasta al final, y si ya es tarde( que para mí esa frase no existe) te aseguro que en algún momento, en algún lugar indicado el destino os volverá a juntar, ya sea por coincidencia o por otros factores de la vida, pero si hay cosas que se quedaron en el aire, se resolverán tarde o temprano.
    Si quieres conocer un poquito más sobre mis historias y las ilustraciones que hago, pasate por mi blog, yo te empiezo a seguir ya porque me siento muy cómoda leyéndote.

    https://dreilyblog.wordpress.com/2014/12/18/el-amor-incondicional/

    Un abrazo muy fuerte.

    Le gusta a 1 persona

    1. Muchas gracias por tus palabras, dreily! Me alegra saber que tu historia sí funcionó. Al menos se que lo que yo pensaba al principio es cierto, que sí pueden llegar a funcionar! Lástima que mi historia ni siquiera pudiera empezar, pero quizás en un futuro sea como tú dices, y el destino nos vuelva a reencontrar de cierta forma. Un beso! Nos leemos 😉

      Aresma.

      Me gusta

  9. Hola
    Me ha encantado esta entrada. Todos hemos tenido esa persona especial que aparece por casualidad y que nos remueve todo. Todos hemos tenido algún gran amor que ha podido ser y finalmente lo fue. Yo lo he vivido en carnes propias hace poco, pero no pudo ser. No por la distancia, porque somos de la misma ciudad, pero él tiene a alguien en su vida. Yo creo que si ha existido ese algo especial puede funcionar por mucha distancia que haya. Tengo muchos conocidos cuyas parejas están fuera y siguen juntos. Todo es cuestión de intentarlo, ¿no crees? Un saludo y serás bienvenida si te pasas por mi blog 🙂
    http://unpuntodelocura.wordpress.com/

    Me gusta

    1. Muchas gracias, Mercedes. Me ha encantado eso que has dicho: “todo es cuestión de intentarlo”, aunque eso tiene que venir de las dos partes. Si una de ellas se rinde y poco a poco va dejando atrás cosas, situaciones y momentos, no creo que pueda funcionar. Nos leemos 🙂

      Aresma.

      Me gusta

  10. Hola! Pienso que precisamente cuando un “algo” está empezando es precisamente cuando nada puede con ello: ni distancias, ni ciudades, ni nada de nada. Ese subidón que se llega a sentir en esos momentos es como una energía que puede con cualquier cosa…Pero no voy a pecar de “come-arco-iris”, cuando ese subidón se pase y la distancia, la ciudad lejana y etc… empiecen a pesar hay que sentarse y tomar decisiones. Lo bueno es que si todo ha ído bien hasta entonces y ambos están ya locos de amor, la decisión es fácil de vislumbrar. Todo es estrategia! 😉 BSS desde Sevilla!
    http://www.unachicaenelsur.blogspot.com

    Le gusta a 1 persona

  11. Pf… Sé perfectamente de lo que hablas…
    Ya no creía en el amor por mi anterior relación, luego conocí a un chico
    por “casualidad” (sí es que ésta existe)
    y resulto ser demasiado especial, hablamos todos los días, quedamos bastante,
    vamos lo típico, compartir sonrisas.
    Nuestro impedimento es que el tiene novia y esta lejos, lejos, pero lejos
    perdida por Europa vaya, y lo hemos hablado varias veces y es imposible…
    De hecho mientras te escribo esto allí está él pasando el puente…
    Y ahora sé que por muchos chicos que conozca,
    el va a ser especial…
    el gran amor que pudo ser, y no fue 😦

    Le gusta a 1 persona

  12. Oh, yo creo que sí pueden funcionar, aunque quizás exigen un mucho de transparencia y de poner de su parte los dos implicados. Los pequeños tira y afloja que se dan en los inicios hasta acoplarse del todo se darán seguramente aún más en la distancia. Pero sí creo que es posible o que, al menos, no por la distancia debe descartarse la idea ab initio.

    Es más, subo la apuesta de la pregunta. ¿Puede llegar a nacer una relación entre personas que se han conocido en la distancia? Me refiero al caso muy particular de que se hayan conocido en redes sociales y vivan en ciudades diferentes. La respuesta es que sí puede. Y si no, que levante la mano quien no tenga un conocido que a su vez conoció a su actual pareja en facebook o twitter.

    Poderse se puede, aunque sea con el 1% de posibilidad de éxito, pero sí que se puede. 😉

    Me gusta

    1. Hola negrocomounanochesinluna, creo que la respuesta idónea o punto clave para generar una respuesta, está en la primera línea de tu comentario: “poner de su parte los dos implicados”. Si uno de ellos no mantiene ese contacto en la distancia, la chispa se va apagando poco a poco. Es más, creo que en la distancia, es dónde más comunicación e implicación por ambas partes debe haber, ya que es evidente la falta de contacto físico. Y creo que nadie dirá que el contacto físico en una pareja no es importante.

      Respecto a la pregunta que planteas, estoy de acuerdo contigo. Puede empezar en la distancia, pero en algún momento determinado van a acabar necesitando el contacto físico, ya no digo sólo sexual, sino una simple caricia, que puede hacer mucho por una relación. Y aquí dejo mi reflexión: que una mente te atraiga y puedas llegar a enamorarte de ella, es mucho más peligroso 🙂

      -Aresma-

      Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s