Cuando te olvidas de las persianas

Las especies que sobreviven no son las más fuertes, ni las más rápidas, ni las más inteligentes; sino aquellas que se adaptan mejor al cambio.

          Charles Darwin

vintage-suitcase-and-girl

Llegas. Miras a tu alrededor: todo es tan nuevo y excitante como desafiante y desconocido. Deshaces la maleta. Las fotos de los tuyos son las primeras en ocupar su lugar en un intento impulsivo de hacer de este frío espacio tu sitio. Tu sitio. Ese que has dejado atrás, junto con tu confort.

En los días siguientes tus ganas se convierten en espada y tus miedos, en escudo. Intentas abrirte paso en un mundo nuevo en el que no eres nadie y te sientes como quien intenta subirse a un tren en marcha. Un tren que va rápido. Muy rápido. Y sabes que no va a detenerse para facilitarte la subida. Tendrás que pelear.

A veces tienes una mano amiga en el vagón que te da un empujón para subir. Pero otras estás solo. Y entonces tienes que pelear más aún. No puedes saltar y ya está, tienes que coger impulso, prepararte. Y eso va a llevar algo de tiempo, y mucho esfuerzo.

run

Como un niño pequeño para el que todo es nuevo, tienes que aprender a comunicarte, a moverte, a relacionarte en un nuevo entorno. Tienes que adaptarte para poder sobrevivir y dar el gran salto.

Probablemente echas de menos muchas cosas en tu otro mundo. Tus amigos. La cerveza de los sábados. La paella de los domingos. Las persianas. El buen tiempo… ¡Ay, el buen tiempo!

Skype es tu aliado. Un puente entre esos dos universos paralelos. ¡Pero cuidado! No dejes que acapare todo tu tiempo libre o te verás viviendo en una maqueta imaginaria de tu antiguo mundo.

Tienes que empezar a construir.

Construir relaciones.

Construir aficiones.

Construir tu nueva vida.

Y de repente un día te encuentras pensando en un idioma que no es el tuyo. Y compartiendo penas y alegrías con alguien que hace dos días ni siquiera conocías. Y ya no hechas tanto de menos la paella de los domingos. Ni las persianas.

Y sin darte cuenta te has subido al tren.

train

Para los corazones inquietos, el placer de conseguir encontrar tu sitio en un nuevo entorno no se puede describir con palabras. Es algo que hay que vivir.

Pero, un momento, ¿qué pasa cuando vuelves a tu viejo mundo?

Pasa que te das cuenta de que si subirse al tren fue difícil, bajarse lo es aún más. El golpe puede ser mucho mayor. Piensas encontrar todo tal cual lo dejaste; pero la realidad es que tu antiguo mundo también ha evolucionado sin ti.

Y así entras en una dinámica de no pertenecer a ningún sitio, en la que ningún lugar es tu casa. Quieres vivir en una ciudad collage de recuerdos, experiencias y personas. Una mezcla de estilos, arquitecturas, gastronomías… Una ciudad mezcla de los recuerdos de todas las ciudades que has amado. Pero esa ciudad no existe. 

Síndrome del viajero eterno, http://goo.gl/yB3cq

Tienes la sensación de haber derribado todo lo que te había llevado tanto tiempo contruir, y puede que incluso pienses que estás otra vez en el punto de partida. Pero no es así. La verdad es que en ese proceso de adaptación has madurado mil veces más rápido que si te hubieses quedado calentito en tu zona de confort. Nunca volverás a ser la misma persona, ni volverás a ver las cosas de la misma manera. Has crecido.

Y ahora sientes que eres capaz de todo. Que puedes volver a coger cualquier tren por muy rápido que vaya. Que sabes poner punto y a parte y empezar otra vez de 0. En otro lugar.

Ahora tu corazón es más fuerte, tu mente más ancha y tu capacidad de aptación infinitamente mayor.

Ahora eres un valiente. Un lionheart.

scarpetta

Anuncios

8 comentarios en “Cuando te olvidas de las persianas

  1. Muy chulo el post! La frase: Las especies que sobreviven no son las más fuertes, ni las más rápidas, ni las más inteligentes; sino aquellas que se adaptan mejor al cambio.

    Charles Darwin
    me encanta! Algún dia te la robare para hablar de resiliencia.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s