Lo real y lo imaginario

Hola amores,

No sé si habréis visto la película Alta Fidelidad (basada en el libro de Nick Hornby). El protagonista, Rob, se preguntaba si la idealización que viene del arte (películas, libros, canciones, etc.) termina influyendo en nuestras expectativas amorosas. Seguro que tú también te lo has planteado.

“¿Somos infelices porque escuchamos música pop o escuchamos música porque somos infelices?”

Tal como vemos en las películas o leemos en las novelas, el hombre debe luchar hasta el fin de los días por el amor de la mujer. Cuando dos personas se conocen y se reconocen como almas gemelas, están obligadas a estar juntas y no hay nada ni nadie que pueda separarlos. Sólo existe una persona que ha sido destinada a ser “el amor de tu vida” y si por una de aquellas discutís, la reconciliación será maravillosa, con fuegos artificiales y un sexo fantástico. Nunca te aburrirás de tu persona especial, ni pensarás en otras personas mientras estás en pareja porque ya le has encontrado.

Esta “versión” del amor que nos presentan, no siempre se ajusta a lo que pasa en la vida real en pareja. Son historias bonitas, emocionantes, utópicas. Una ilusión muy perfecta de lo que realmente es el amor. La mayoría de nuestras historias y experiencias son un poco más complicadas y necesitan más trabajo del que hace Rachel McAdams en alguna de sus películas románticas.

La generación Disney, sobre todo las mujeres, esperamos que el príncipe azul venga a buscarnos con su elegante corcel y nos rescate de todo lo malo del reino, ya que no habrá bruja que le pare.

4bc513ff2f53b2d18b7b24ab3dbd1a27
Encantada

También esperamos encontrar al amor de nuestra vida a la vuelta de la esquina, sorprendiéndonos con la más bonita declaración de amor.

Love Actually
Love Actually

Esperamos que el chico guapo de clase, del que llevamos enamoradas desde el instituto, abra los ojos de una vez y se dé cuenta de cuánto se ha equivocado y lo enamorado que está de nosotras.

Alguien como tú
Alguien como tú

Esperamos que por fin se atreva a dar el paso por nosotras, y no fantasear con un “Y si…”.

Quiéreme si te atreves
Quiéreme si te atreves

Como en El diario de Noa, esperamos que nuestro amor dure tantos años que aunque la vida nos separe, volvamos a estar juntos.

El diario de Noa
El diario de Noa

Esperamos que los amores de verano duren, y que el chico duro se ablande con nuestra sonrisa y cambie por nosotras; como Danny Zuko.

Grease
Grease

Esperamos encontrarnos a una estrella de cine, como en Notthin Hill, y que ya no tenga ojos para nadie más.

Notting Hill
Notting Hill

Esperamos que nuestra mejor amiga deje a su novio y finalmente se dé cuenta de que no puede vivir sin nosotros.

One day
One day

Esperamos enamorarnos por WhatsApp o Facebook porque si Tom Hanks consiguió enamorar a Meg Ryan por correo electrónico en Tienes un e-mail, ¿por qué no vamos a poder nosotros?

Tienes un e-mail
Tienes un e-mail

 

Sí, soy una adicta a las películas de amor.

Me encanta ver cómo el amor puede con todo. Como al final siempre se acaban solucionando todos los problemas con un beso.

Probablemente muchos penséis igual que en mis primeras líneas. Que el mundo real no siempre es así, que sólo pasan esas cosas tan bonitas en las películas y la realidad es otro cantar.

 

Pero, ¿qué pasa cuando esto aparece en tu vida?

 

Qué pasa cuando se te va la pinza y te pones en contacto con un súper escritor que te enamora con cada palabra que escribe, y él te contesta.

Qué pasa cuando tienes uno de esos grandes amores que surgen de la nada. En el lugar menos esperado, con la persona menos esperada que te saca de tus esquemas. Tu punto de inflexión. Tu llama que te hace volver a estar viva y a conocer el amor de verdad. Tú que no creías en el amor.

Qué pasa cuando te encuentras dentro de un libro la mejor carta de amor que jamás has leído de lo que parece un gran amor destinado a no sobrevivir.

Qué pasa cuando tu amor traspasa fronteras. Cuando el amor de tu vida, tu media naranja, tu persona especial es de otro país. Qué pasa cuando resulta ser tan increíblemente encantador que se viene contigo y no tiene intención de soltarte.

Qué pasa cuando aquel que siempre te ha querido te ha esperado hasta que tú estuvieras preparada. Hasta que te dieras cuenta que lo que sientes por él, es lo mismo que lo que él siente por ti.

Qué pasa cuando te gusta un chico de entre los cientos que hay en la discoteca más grande de tu ciudad. Y a él le pasa lo mismo contigo. Y por serendipity vuelves a tener un cruce de miradas meses más tarde en la misma situación: fijándote en él de entre todos los que habían, en el mismo lugar, sin recordar que esos ojos ya los habías mirado antes. Y cuando vas a guardar su número ya lo tenías.

Qué pasa cuando vas tranquilamente por la calle y un chico guapísimo llama tu atención y te dice que tenía que pararte para decirte algo porque si no, no se perdonaría nunca no haberse atrevido.

c67d8c00637a2b019ab859833e54c4e8

 ¿Te lo crees?

Si esto fuera una película, en los créditos te diría que estos casos están basados en hechos reales. Entonces deberías creértelo. Deberías dejar de pensar que hay cosas imposibles y que todo está en tu mano. Experimenta de nuevo esa primera vez, ese primer beso, esa primera ilusión. Deja a un lado tus miedos, la lección ya la has aprendido y no es necesario que la lleves tatuada en la piel. Deja que te pille de nuevas otra vez. Vuelve a creer. Quizás entonces pienses que las historias de hadas de verdad existen. Con un poco de suerte, igual encuentres al chico (chica) que quiera hacer de tu historia un cuento. Puede ser que no salga como esperes, pues tenemos las expectativas muy altas. Por suerte, esto no es una película de amor. No sabemos el final y es lo que hace el viaje más interesante. Prueba, intenta, tropieza, levántate, vive, siente. No temas equivocarte. La mayoría de las veces que está en nuestro poder tener la historia que deseamos.

Y no siempre deseamos una de hadas.

 

Deja de pensar en lo que puede pasar y disfruta de lo que está pasando. Y que te quiten lo bailao’.

Serena

Anuncios

2 comentarios en “Lo real y lo imaginario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s